El chiringuito de la Gerencia AP7 Norte y el Libro de Reclamaciones


MandarOtro triste episodio de “esto se hace como yo digo y punto”

En un acto de “mayoría absoluta”, los delegados de prevención, todos de CCOO, se niegan a tratar los puntos aportados por UGT en el Comité de Seguridad y Salud de la Gerencia AP7 Norte.

El pasado viernes 24 de julio se celebró en las oficinas de Maçanet la reunión ordinaria del Comité de Seguridad y Salud de la Gerencia AP7 Norte. En esta reunión el “Presidente en Funciones” y el resto de representantes, todos de CCOO, se negaron tajantemente a tratar los puntos propuestos por la Sección Sindical de UGT y enviados con anterioridad a todos los miembros de dicho Comité.

El motivo que el “Presidente en Funciones” manifestó fue que los puntos que se quisieran incluir en el Orden del Día se le tenían que mandar a él para que, a su parecer, determinara cuáles eran lo suficientemente importantes para tratar en la reunión y cuáles no.

Con el máximo respeto que tenemos por el trabajo de todos los representantes de los trabajadores y por sus propuestas, en esta reunión se produjo el hecho insólito y curioso de tratar como punto del Orden del Día la colocación de carteles en todas las vías anunciando que “existe libro de reclamaciones a disposición del usuario” -que también es una cuestión importante- y en cambio NO se trató el tema -para nosotros de vital importancia– del caso de la agresión que una de nuestras compañeras sufrió recientemente y que tiene activados todos los protocolos que en estos casos el trabajador tiene a su disposición.

Dada esta actitud totalmente ilógica, actuaremos en este caso como Sección Sindical, dando a través de nuestros representantes en el Comité de Gerencia todo nuestro apoyo y aportando nuestro trabajo para que esta compañera se sienta representada, protegida y acompañada en estos momentos, aunque otros se nieguen a tratarlo simplemente porque no lo han propuesto ellos…

Desde la Sección Sindical de UGT seguiremos trabajando y aportando propuestas en todos los foros posibles con el ánimo de SUMAR y esperamos que estos tics autoritarios y prepotentes no se repitan y los compañeros y compañeras puedan beneficiarse del trabajo y las propuestas de TODOS los representantes de los trabajadores.

Si esto no es así, quizás al final sí que será necesario un “LIBRO DE RECLAMACIONES”.